Uña enterrada

Después de los callos, las uñas enterradas son uno de los problemas que más afectan a nuestros pies. La uña enterrada se causa cuando un borde de la misma se entierra en la piel del dedo del pie.

Existen diversos factores que ocasionan que las uñas del pie se encarnen, sin embargo, la causa más común es no tener bien cortadas las uñas y usar zapatos que no ajusten bien. A consecuencia de esto la piel que se encuentra alrededor de nuestra uña se puede poner roja e incluso infectarse.

Los zapatos demasiado anchos o muy ajustados suelen ejercer presión extra en el dedo gordo del pie, lo que ocasiona que la uña se entierre. Cabe mencionar que los corredores suelen sufrir continuamente esta afección.

Una uña que ha sido cortada en exceso o se ha dejado con bordes redondos corre el riesgo de crecer hacia abajo y enterrarse en la piel.

Cabe mencionar que existen personas que nacen con las uñas curvas y esto hace que les crezcan hacia abajo y se encarnen en la piel, esta situación también es común entre las personas que no cortan de manera continua sus uñas.

Por lo general una uña enterrada provoca la presencia de enrojecimiento del área afectada, hinchazón, sensibilidad al tacto y en algunos casos hasta pus. 

Tips para prevenir uña enterrada

  • Procura usar zapatos que te ajusten correctamente.
  • Verifica que el zapato tengan buen espacio para los dedos.
  • En caso de ser corredor o caminar mucho usa zapatos cómodos y ajustados a tu pie.
  • Cuando cortes las uñas primero remójalas un poco para ablandarlas.
  • Utiliza el corta uñas semirecto de Silka-Orthopedic ® Corte Preciso, antes de ello límpialo perfectamente con alcohol.
  • No desgarres las uñas y no las cortes de forma redonda.