Extremidades Inferiores

Extremidades Inferiores

 

El esqueleto humano consta de 206 huesos, los cuales nos sostienen y nos ayudan en el movimiento junto con los músculos. Los huesos de las extremidades inferiores constan de 62 huesos. Los cuales se dividen en las siguientes partes.

El Fémur

Es el hueso más largo del cuerpo y forma la pierna superior o muslo.

En su parte superior es articulando con la pelvis formando la articulación de la cadera y la parte inferior con la tibia, el peroné y la rótula con la que forma la articulación de la rodilla.

La Tibia

Es el más importante de los dos huesos de la parte inferior de la pierna.

Es la parte que soporta el mayor peso del cuerpo.  Se articula por arriba con el peroné, el fémur y la rótula con la que forma la articulación de la rodilla. Por abajo se articula con el peroné y con el astrágalo del tobillo. Se encuentran dos protuberancias  que forman la articulación del tobillo.

El Peroné

Es el más pequeño de los dos huesos de la pierna. Se articula por arriba con la rótula, la tibia y el fémur formando la articulación de la rodilla. Por abajo se articula con los huesos del tobillo.

Refuerza la pierna y ayuda a la tibia a soportar el peso del cuerpo.

El Pie

Nuestros pies están conformados por 26 huesos que forman el tobillo, la parte superior e inferior del pie y los dedos. Se articulan de tal forma que permiten una gran flexibilidad y soportar la tensión enorme que se acumula en la zona.  Siete de estos huesos forman el tarso y el talón (Escafoides, Cuneiformes (3), Cuboides, Astrágalo y Calcáneo)

Los ligamentos conectan y unen los huesos del pie y permiten que los músculos del peroné también actúen sobre estos huesos.

La Rótula

Es un pequeño hueso de la articulación de la rodilla. Tiene unos ligamentos por los cuales se conecta a la articulación. La tibia se une mediante el ligamento de la rótula.

El Coxal

Es un hueso ancho que forma la cintura pelviana, la cual, entre sus características fundamentales son sus dos alas acampanadas que se extienden a ambos lados de la columna vertebral.

El fémur se une al hueso coxal mediante el acetábulo del ilion con el que forma la articulación de la cadera.